El desarrollo del observador

“La sabiduría procede de la observación directa de la realidad de nuestra experiencia”. Meditación viphasana.

 
Eutonía   Tono muscular
Objetivos   Principios
Práctica   Observador
Empresas   Gerda Alexander
Capacitación  
   
   
   
   

Uno de los aspectos más importantes de la eutonía es la forma en que ésta es transmitida.

El eje está puesto en la investigación del alumno y en el desarrollo de su creatividad y el descubrimiento de su individualidad.
El objetivo fundamental es que este se apropie de su proceso, por eso hablamos
de alumnos y no de pacientes.

Las consignas en eutonía apuntan a observar, lo que ES sin juicios por parte del alumno o el docente. Apuntan a desarrollar la conciencia a través de la atención sobre las sensaciones. Esta modalidad va desarrollando una forma de relacionarnos con nosotros mismos basada en el respeto y la aceptación de los propios procesos y se va constituyendo lo que llamamos el Yo observador.

El desarrollo del Yo observador es un aspecto fundamental de la práctica de la eutonía.
Es la parte de nosotros mismos que no se identifica con lo que sentimos, pensamos o nuestro accionar sino que lo observa sin juzgar, calificar o interpretar.

Para llegar al desarrollo de esta sensibilidad se requiere una capacidad de observación profunda, una presencia gracias a la cual se desarrolla la aptitud de ser objeto de la propia observación y de vivir simultáneamente los cambios que esta observación produce en todo el organismo.
Esta presencia se logra a través del silencio profundo de los deseos, las preocupaciones, la mente y el pensar discursivos, sumergidos enteramente en la experiencia del ahora.

Esta propuesta de enseñanza se va a implementar a través de la Pedagogía de la Eutonía, la cual se manifiesta por la actitud del eutonista en relación a los alumnos. El cual: Tiene respeto por sí mismo y por los otros. No interfiere en el proceso del alumno con expectativas personales, respeta los ritmos para que cada uno encuentre su armonía. No juzga, no califica ni descalifica la actividad realizada por el alumno. No crea un modelo a copiar o imitar, no promete resultados, ya que la Eutonía es una propuesta de investigación. No induce ni sugestiona, no interpreta ni invita a imaginar.
Promueve al alumno a confiar en sus percepciones y en sí mismo y la valoración de sus capacidades y potencialidades. Facilita la interdependencia y no la dependencia, promoviendo el proceso de individuación. Promueve la investigación, incentiva la creatividad. Destacamos que la participación atenta, curiosa del alumnos es esencial para la práctica de la Eutonía, siendo el propio interesado el que emprende su camino de crecimiento. El eutonista es el facilitador y ayudante en esta tarea.

Mantiene una flexibilidad en el proceso de la clase con posibilidad de cambiar consignas u objetivos si es necesario, para adaptarse a la situación y al momento.

 

 
   
 
Home